En colaboración con CIFAL Málaga y en el marco del proyecto europeo  COUNTERADHUB, la URJC ha celebrado el primero de los tres cursos presenciales dirigidos a magistrados, jueces, fiscales, forenses y otros profesionales del ámbito de la justicia penal.

Irene Vega

El objetivo de esta formación tiene una triple vertiente. En primer lugar, pretende contribuir al diseño de un programa nacional de capacitación de los profesionales de la justicia penal en materia de radicalización violenta. En segundo lugar, espera ampliar el alcance del Plan Estratégico Nacional Español de Lucha contra la Radicalización Violenta (2015) y, finalmente, propone plantear un sistema de cooperación multidisciplinar entre los distintos actores implicados.

La presentación del seminario corrió a cargo de Isabel Bazaga, investigadora y profesora de la URJC. En el acto de inauguración participaron también José Luis Ruiz Espejo, delegado del gobierno en Málaga, José Luis Serrano, jefe del área de Estrategia y Prospectiva de CITCO, Lourdes García, presidenta de la Audiencia Provincial de Málaga, Francisco Luque, teniente fiscal de la Audiencia de Málaga, y Julio Andrade, Fellow de UNITAR y director de CIFAL Málaga.

Las mesas redondas celebradas trataron de evaluar la situación y ofrecer una respuesta estratégica y judicial ante la amenaza yihadista. También se abordaron los procesos de radicalización yihadista, desde el punto de vista psicológico y sociológico, y se puso hincapié en el trabajo de detección y medición de la radicalización.  Junto a estas sesiones, también se presentaron y discutieron diferentes casos prácticos.

En la clausura de este primer seminario intervinieron José María Paez, juez decano de Málaga, Julio Andrade, y Rut Bermejo, coordinadora del proyecto COUNTERADHUB e investigadora principal del proyecto PRACTICIES H2020 en la URJC.

Evaluación del desarrollo, contenido, estructura y calidad de la formación

Para los asistentes la información presentada en este seminario resultó ser novedosa e interesante. Además, todos ellos han manifestado que esta información podría serles de utilidad para el desempeño de su trabajo. “El 82% de los asistentes han considerado que el contenido del seminario es relevante para su trabajo, lo que reseña la necesaria formación de los que forman parte del sistema de justicia penal y la necesidad de desarrollar este proyecto”, destaca Rut Bermejo.

En lo que al contenido y estructura del seminario se refiere, se ha obtenido también una valoración positiva. “La estructura en la que se ha desarrollado el seminario ha permitido a la mayoría de los asistentes integrar y aprehender los conocimientos de forma clara y precisa”, expone la investigadora de la URJC, quien añade que “respecto al contenido, el 94% de los asistentes considera que el seminario tiene una adecuada carga teórica”.

Teniendo en cuenta estos resultados, desde el proyecto COUNTERADHUB esperan crear un hub para abordar de forma efectiva la detección de la radicalización violenta desde la justicia penal. Además, se ha puesto en marcha la creación de un MOOC y un manual de formación